Jóvenes líderes de Caritas en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá

El 23 de enero dio inicio la 34 Jornada Mundial de la Juventud, en la cual está participando una delegación de Cáritas de diversos países, jóvenes comprometidos con la Iglesia católica y que trabajan en programas de voluntariado de programas de paz y reconciliación, así como en respuesta de emergencia. 

“Es fantástico y admirable ver cómo estos jóvenes talentosos ponen toda su energía y habilidades al servicio de los más desprotegido en las comunidades” señaló Denia Manguelis, coordinadora del centro de formación y capacitación de Pastoral Social Cáritas Panamá.

Durante estos primeros días, los jóvenes de Cáritas visitaron la Fundación Casa Hogar Buen Samaritano, hogar que atiende a personas con VIH. “La relación que hemos hecho con las personas del centro se ha convertido en una lección enriquecedora para la vida de los jóvenes que participan como voluntarios”, señaló en una entrevista el Padre Patrick Hanssens, director de Pastoral Social – Cáritas Panamá. 

Posteriormente, el grupo de jóvenes Caritas se reunieron con Analee, una panameña de 20 años que llegó a la Fundación infectada con VIH y embarazada hace dos años. En ese momento, contó a los jóvenes que la ley obliga a las mujeres embarazadas con VIH a interrumpir la gestación. Su médico le dijo que perdería a su bebé si no comenzaba un tratamiento de inmediato. Debido a su fuerte fe y determinación, Analee pudo pagar su tratamiento con la ayuda del centro.

Además, Jorge Ayala, responsable del funcionamiento del centro, explicó algunos datos y cifras clave sobre la migración en Panamá. Ayala comentó que aliente a las personas a tener una acercamiento proactivo con los migrantes “a nivel humano, a donde todos pertenecemos, para que nos entendamos mejor”. También hubo oportunidad de que líderes y migrantes del centro de Cáritas compartieran sus historias e intercambiaran carteles y fotos de la campaña “Share Journey”. 

El grupo todavía tiene un programa de semana por delante. Pero la necesidad de más espacios para reflexiones e inspiración es prominente. ¿Cómo pueden los jóvenes líderes de Cáritas hacer una diferencia positiva y duradera en el mundo? 

 

Nuestro Twitter