Marchas son un “signo de esperanza”: Obispos de Venezuela

A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) externó su apoyo a las marchas de este 23 de enero porque son “signo de esperanza” y pidió a la fuerza armada nacional y a los diversos órganos de seguridad del Estado “para que protejan a la población, la acompañen y respeten con un sentido cívico ante las demandas de sus derechos y de nuevas realidades en el contexto de lo político”.  

Los Obispos de Venezuela rememoraron que un día como hoy, 23 de enero, pero de 1958, “triunfó la racionalidad social ante el abuso del poder”, refiriéndose al derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez, después de haber estado en el poder durante 10 años. En este sentido, 61 años después de estos sucesos, señalan que los venezolanos nuevamente salen a las calles porque “es notorio que la mayoría del pueblo pide un cambio de rumbo que pasa por un período de transición hasta elegir nuevas autoridades nacionales”. 

Para la CEV, las marchas son un “signo de esperanza”, y significan un nuevo comienzo para generar de nuevo a un país que a diariamente lucha contra la crisis de socio-política permanente. “Estas marchas no son el final del camino, sino un signo de futuro en procesos que debemos construir entre todos, sin excepción”, señalan los Obispos. 

A continuación compartimos el comunicado completo:

Nuestro Twitter