Cáritas de Venezuela; una lucha constante para defender la vida

“Nosotros consideramos que se debe llegar a una mesa de negociación sobre el tema de la vida” dijo Janeth Márquez, directora de Cáritas de Venezuela, durante una entrevista telefónica a un medio venezolano cuando se le cuestionó sus expectativas para el año entrante. Como líder de la organización religiosa, Márquez abogó por el tema de la alimentación y salud, los cuales la Iglesia Católica ha defendido de forma titánica. 

Con dos años encima de crisis alimentaria, Cáritas Venezuela se ha convertido en un verdadero “oasis” para cientos de familias venezolanas que buscan, por lo menos, tener una alimentación mediamente buena; con especial atención en los infantes. El resultado, por ejemplo, del año que recién concluyó fue el de la atención a más de 18 mil niños y niñas de al menos 17 diócesis del país en los distritos más azotados por la crisis. 

A pesar de los valiosos e incesantes esfuerzos de cientos de voluntarios de Cáritas para evitar que cientos de niños caigan en un cuadro de desnutrición, el escenario político y social no ayuda a disminuir el impacto. En este sentido, Márquez enfatizó que tanto ella, como quienes pertenecen a la acción social de la Iglesia, concuerdan en la imperante necesidad de apostar por el desarrollo de los venezolanos. 

“No podemos seguir dando pañitos calientes, comida y respuesta” declaró en el programa de radio con respecto a lo anterior; por lo que proponen una “mesa de negociación”, en donde participe sociedad civil, Iglesia, Gobierno, el Instituto Nacional de Nutrición y el Ministerio de Salud, a fin de buscar soluciones que permitan mayores ingresos. 

Porque a pesar de los intentos del Gobierno por restablecer los salarios y aumentar los ingresos mediante bonos como el de “Independencia” o el “electoral”, el ingreso de una familia promedio en Venezuela continúa a la baja; esto a consecuencia de la inflación en productos básicos y de primera necesidad, como lo son alimentos y medicinas.

Nuestro Twitter