Desafíos y aprendizajes: Cáritas Ecuador ante la emergencia por terremoto en 2016

Cáritas de Ecuador tuvo grandes desafíos y valiosos aprendizajes durante y después de la emergencia ocasionada por un terremoto de escala 7.8 que afectó a más de un millón de personas, según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), lo que representó un 6% de la población de ese país. 

Gracias a la red internacional de Cáritas, la Cáritas de Ecuador recibió 2 millones 160 euros, con los cuales pudo, en un primer momento, otorgar a los afectados ayuda humanitaria y, posteriormente, impulsar proyectos como la construcción de viviendas seguras y dignas o emprendimiento de pequeños negocios. Pero, quizá lo más importante, fue fortalecer las redes comunitarias, para así empoderar a las comunidades.

Uno de los desafíos a los que se enfrentó Cáritas fue el de no desviar la atención ante la inmediatez que exigía la emergencia. Para ello tuvieron que vincular la ayuda humanitaria con el desarrollo de las comunidades, siempre acompañando los procesos. Fue así como aprendieron a reconocer debilidades y fortalezas de los miembros de la comunidad a fin de crear sinergias con los capacitadores de Cáritas Ecuador.

Cabe destacar que durante la construcción de viviendas el papel de la mujer fue de suma importancia, pues fueron ellas quienes participaron mayormente en estos proyectos. Esto generó que la autoestima de las mujeres elevar se elevara, lo que desembocó en el fortalecimiento del trabajo en grupo y se asumieran como piezas clave en el desarrollo de sus entornos sociales.

“Cáritas Ecuador no llegó sólo para construir casas, sino para quedarse y acompañar y mejorar las comunidades. En Manabí y Esmeraldas, las mujeres cargaron los materiales de las casas, construyeron, organizaron, lucharon por sus familias y por su comunidad” explica el organismo en un informe. 

Visita de Caritas Internationalis a Ecuador 

Una delegación compuesta por representante de Caritas Internationalis; Cáritas Española, en nombre de Cáritas Europa; Chile, México y Argentina, en nombres de Cáritas Latinoamérica, visitaron y convivieron con las comunidades más afectadas y con los equipos de Cáritas Ecuador y de las Diócesis de Manabí y Esmeraldas del 16 al 21 de febrero de 2018. 

El representante de Caritas Internationalis, José Magallanes, destacó de la visita que “el plan busca que las familias damnificadas recuperen sus condiciones de vida digna e inicien un proceso comunitario de reconstitución social-afectiva-económica-espiritual con enfoque de Desarrollo Humano Integral y Solidario”. 

En una entrevista, Magallanes explicó que fue “una satisfacción grande estar aquí, porque vivimos en Roma y desde lejos acompañamos la situación buscando entender los procesos, pues ahora que estamos en contacto con las familias vemos cómo se han organizado para superar sus dificultades. Ha sido un placer grande estar con ellos y ellas”.

También señaló que las emergencias se viven de acuerdo con las condiciones de cada país, es decir, mientras más vulnerable sea un país, se vuelve más difícil soportar los impactos de un gran desastre. “Nuestro gran sueño es que todas las familias tengan sus casas protegidas, sus medios de vida, sus modos de superar estas dificultades y no sufrir tanto con el impacto de emergencia, es difícil pero no imposible”. 

Finalmente, el representante de Caritas dijo que la visita fue una muestra la gran solidaridad para con Ecuador, pues “nosotros visitamos 4 comunidades, imagínense 74 comunidades reunidas -en donde interviene las Cáritas locales y la nacional- cuánto se puede lograr, y eso se debe a la organización comunitaria”. 

Compartimos el informe de Cáritas Ecuador en versión español/inglés: 



VERSIÓN EN INGLÉS:  

Nuestro Twitter