El Papa Francisco ora por la reconciliación en Colombia junto a víctimas de todo el país

Cristo de Bojayá presidirá la ceremonia de reconciliación nacional

Villavicencio, septiembre 8 de 2017. El Papa Francisco escuchará cuatro testimonios de víctimas del conflicto armado colombiano, hoy 8 de septiembre a las 3:30 de la tarde, durante el Encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional en el parque Las Malocas en Villavicencio en el departamento del Meta.

Según Monseñor Héctor Fabio Henao, Director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia, “los testimonios de las cuatro personas contarán desde su experiencia profunda, la manera como han vivido el conflicto armado, lo que están viviendo hoy y cómo se proyectan en un futuro de reconciliación y paz”.

Al acto asistirán alrededor de 4000 víctimas que han sido acompañadas por la Unidad de Víctimas, la Arquidiócesis de Villavicencio y el Secretariado Nacional de Pastoral Social, en el proceso de restablecimiento de sus derechos y recuperación de su tejido social, causados principalmente por el desplazamiento, las minas antipersona y las ejecu- ciones extrajudiciales. Representarán a las más de 8 millones de víctimas que han sido afectados por la violencia prin- cipalmente en departamentos como Huila, Cauca, Caquetá, Cundinamarca, Norte de Santander, Córdoba, Chocó, Caldas, Meta y Putumayo, así como las ciudades de Bogotá y Medellín. En la actualidad se han asociado en sus regio- nes para defender sus derechos como víctimas, articulando acciones que contribuyen a superar el pasado, a atender a la población más vulnerable, a orientar de forma psicológica y espiritual, así como animar proyectos de emprendi- miento.

“El mensaje de esta ceremonia estará centrado en la reconciliación, dará una mirada hacia el futuro en términos de construir una sociedad y además permitirá descargar sentimientos negativos para que nunca más se repitan las atro- cidades del pasado”, así lo expresó Monseñor Henao.

La Iglesia con las víctimas

La Iglesia realiza un acompañamiento a las víctimas en cuatro aspectos: desarrolla labores de prevención donde la violencia va tomando fuerza, esto significa llevar alimentos, servicios religiosos y pastorales a las comunidades aisla- das o separadas por la violencia misma; el segundo, es la dimensión espiritual a los sobrevivientes del conflicto desde

Pastoral Social Cáritas Colombiana

una mirada integral y no excluyente permitiendo recuperar la confianza con el fin de restablecer la capacidad de sanar heridas del pasado y proyectarse hacia un futuro deseado; el tercero, es brinda acogida a todas las familias, comunidades y personas que han sido afectadas por la violencia dando una respuesta solidaria ante el desarraigo y despojo que han sufrido; y el último, brinda rutas de acceso a la restitución de derechos y apoyo a la labor de incidencia sociopolítica.

Sobre la Ceremonia

Un grupo musical dará la bienvenida al Santo Padre. Seguido, el Arzobispo de Villavicencio, Monseñor Óscar Urbina, dará un mensaje de perdón, reconciliación y paz. Posterior estará la coral de la Corporación Universitaria Unimeta y la Banda Musical de Santa Cecilia de Villavicencio, quienes junto al grupo de teatro estudiantil de la Universidad Santo Tomás realizarán un acto alusivo al salmo 85. Luego vendrán los cuatro testimonios de víctimas, quienes encenderán una vela y la ubicarán junto al Cristo de Bojayá. A continuación, el Papa Francisco dará su men- saje de reconciliación al pueblo colombiano. La ceremonia concluirá con la Oración de San Francisco por la Paz.

Peregrinación del Cristo de Bojayá

El Cristo de Bojayá estará presente sobre una cruz presidiendo esta ceremonia de reconciliación nacional. La pere- grinación del Cristo de Bojayá inició el pasado lunes 4 de septiembre, acompañado por víctimas, saliendo de la Parroquia San Pablo Apóstol de Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, pasando por Quibdó y Bogotá para termi- nar su recorrido el 8 de septiembre en Villavicencio.

¿Qué significa el Cristo de Bojayá?

Reúne una parte muy importante de la historia de la violencia que ha vivido Colombia, siendo esta una de las masa- cres más dolorosas de las últimas décadas. En Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, se conserva la imagen muti- lada que representa el dolor y el sufrimiento del pueblo, simboliza los proyectos de vida fracturados de las personas y las comunidades y también refleja el dolor de la sociedad colombiana.

El Cristo es la representación de la masacre ocurrida el 2 de mayo de 2002 en Bojayá-Chocó. Donde un cilindro bomba lanzado por la guerrilla de las FARC, causó la muerte de cerca de un centenar de personas, incluidos 48 niños. 

Nuestro Twitter