El jueves 7 de septiembre Villavicencio recibirá al Cristo de Bojayá

Bogotá, septiembre 5 de 2017 (SNPS) El próximo jueves 7 de septiembre en la ciudad de Villavicencio a las 11:30 de la mañana,  se realizará el rito  de acogida al Cristo de Bojayá que viene acompañado por una peregrinación de víctimas del conflicto armado de todo el país.

El encuentro que es organizado por la Arquidiócesis de Villavicencio y el Secretariado Nacional de Pastoral Social, contará con la asistencia de “alrededor de 200 personas que han sido acompañadas por la Iglesia en el restablecimiento de sus derechos y en el proceso de recuperación de su tejido social. Representan el caminar de un pueblo” manifestó Monseñor Héctor Fabio Henao, organizador de la peregrinación y director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Habrá una marcha de entrada a la Catedral y posteriormente un acto litúrgico de acogida al Cristo de Bojayá. Este momento tiene un significado muy importante “para animarnos a dar pasos seguros hacia la reconciliación, a comprometernos con los que sufrieron por el conflicto y a constituir una sociedad en la que se reconozca la  dignidad de todos”, según explicó Monseñor Henao. 

La peregrinación del Cristo de Bojayá inició el pasado lunes 4 de septiembre saliendo de la Parroquia San Pablo Apóstol de Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, pasando por Quibdó y Bogotá  para  terminar su recorrido el 8 de septiembre en Villavicencio en el gran encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional en el parque Las Malocas, presidido por el Santo Padre. Allí el Cristo será colocado en una cruz que presidirá la ceremonia de reconciliación nacional. Allí el Papa escuchara cuatro testimonios de personas víctimas de la violencia.  

¿Qué significa el Cristo de Bojayá?

El Cristo de Bojayá reúne una parte muy importante de la historia de la violencia que ha vivido Colombia, siendo esta una de las masacres más dolorosas de las últimas décadas. En Bellavista, cabecera municipal de Bojayá, se conserva la imagen mutilada que representa el dolor y el sufrimiento del pueblo, simboliza los proyectos de vida fracturados de las personas y las comunidades y también refleja el dolor de la sociedad colombiana.

El Cristo es la representación de la masacre ocurrida el 2 de mayo de 2002 en Bojayá-Chocó. Donde un cilindro bomba lanzado por la guerrilla de las Farc, causa la muerte de cerca de un centenar de personas, incluidos 48 niños.

Nuestro Twitter