Los desafíos de la Pastoral Social a 50 años de la Populorum Progressio

Continuando con el tercer y último día del Encuentro Latinoamericano y Caribeño por el 50 aniversario de la Encíclica del Pablo VI, los asistentes revisaron las líneas de acción pastoral.

En su ponencia, la representante de Caritas Brasil, Alessandra Miranda, señaló que: “Al revisar el caminar de la Pastoral Social, se aprecia que el documento papal sigue siendo actual, porque lamentablemente hemos avanzado muy poco en el tema del ‘desarrollo humano integral’. En este encuentro, hemos estado hablando de la ‘auténtica humanidad’, lo que requiere “hablar de una solidaridad efectiva”, señaló. 

Por lo tanto, planteó que la identidad de la Pastoral Social debe tener:

Dimensión social estructural de la fe,  que vele por una sociedad más justa y fraterna

Trabajo organizado y coordinado 

Procurar una misión que anime y movilice el compromiso con la justicia social 

“En ese sentido, es necesario revisar si lo que se requiere es cambiar de identidad, el  desenvolvimiento y/o el quehacer que se ha tenido hasta ahora”, señaló Miranda.

Otro aspecto importante a revisar son las prioridades de la Pastoral Social, mirando las  acciones que se quieren definir de acuerdo a la mirada profética:

-Garantizar formación de las Pastorales Sociales sobre Doctrina Social de la Iglesia

-Actualizar la Guía de los Derechos Humanos 

-Comprometerse con el Cuidado de la Creación tomando la propuesta de la Laudato Si’

-Considerar y realizar un verdadero  trabajo con los jóvenes 

-Asumir con profético vigor la Jornada Mundial de los Pobres, instaurada por el Papa Francisco

En cuanto a los desafíos para su quehacer, se planteó que se debe:

-Reconocer y asumir su dimensión de vida, misión y ponerla en práctica en su labor

-Tomar la Pastoral Social como la estructura de la iglesia. 

-Terminar con la fragmentación y desarticulación que tienen muchas Pastorales Sociales

-Identificar  cuáles son las estructuras que generan deshumanización 

-Retomar y profundizar el debate sobre democracia

-Establecer relaciones con los movimientos sociales

-Realizar acciones de incidencia de garantía a los derechos fundamentales

-Elaborar planes de acción que estimulen, coordinen, creen elementos nuevos.

Otra mirada sobre el tema se dio desde los Movimientos Populares, con un representante del Centro de Defensa del Consumidor de El Salvador, quien planteó que: “El desarrollo no se reduce al simple crecimiento económico, requiere de una mirada integral sobre los avances para los hombres y mujeres y, en ese sentido, hay muchos temas pendientes”. 

El expositor, señaló que en la economía mundial se ve una tendencia de mejoramiento del crecimiento de países en vías de desarrollo. Sin embargo,  el número de pobres en Latinoamérica y el Caribe ha aumentado considerablemente, hay una gran cantidad de personas bajo la línea de la pobreza. En tanto, las brechas persisten entre los más pobres y los más ricos en cuanto a acceso a educación, acceso a los servicios básicos, al agua, entre otros. 

La gran concentración de la riqueza y la inequidad que se registra en la mayoría de los países de la Región es la causa del aumento de grandes problemas: crimen organizado, violencia, mal nutrición, obesidad, entre otros. 

Sobre los desafíos a trabajar, se plantea que es imperativo revisar el actual escenario de inequidad y brechas que está llevando a aumentar la crisis en muchos países. También, es importante empujar para lograr una reforma fiscal justa y equitativa que permita cumplir con la meta de desarrollo sostenible y poder así generar  recursos. Finalmente, se hace un llamado a invitar a los movimientos sociales a las distintas actividades que tiene la Iglesia para  trabajar en conjunto sumando todas las miradas que lleven a realizar un trabajo efectivo por la opción preferencial por los  más pobres y excluidos.

Nuestro Twitter