REPAM: compromiso con la creación

Cerca del 20 % de agua dulce del planeta se encuentra en la Amazonía (territorio que corresponde a 9 países del continente americano). Sin embargo, múltiples amenazas hacia esta región ponen en peligro el vital líquido. En este sentido, la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) se ha convertido en su guardián desde hace poco más de tres años.

La Red articula organismos comprometidos en proteger los recursos naturales de la Amazonía, así como acompañar a los pueblos originarios en la búsqueda de su derecho de permanencia. El Papa Francisco, en Laudato Sí, hace énfasis en cuidar la creación en conjunto con estos grupos para denunciar los peligros en la región y buscar caminos hacia un desarrollo sustentable.

En consecuencia de esto, la REPAM presentó en marzo pasado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de una audiencia, cuatro casos que atentaban contra la integridad de los habitantes de diferentes regiones: lo pueblos Awajún-Wampis en Perú (falta de consulta previa); pueblo Jaminagua-Arará en Brasil (nno demarcación de tierras indígenas); Tundayme en Ecuador (minería a cielo abierto y Buriticupú en Brasil (red ferroviaria que divide el territorio).

También hubo otros espacios de incidencia en el Bank Information Center (donde vigilan las políticas del Banco Mundial, el Departamento de Estados de EU, la USAID (Agencia Estadounidense para el Desarrollo), Amazon Watch, la Universidad de Georgetown y la Universidad Católica de América.

“El Dios que ama la vida, alienta el camino de las comunidades que luchan por sus derechos. Sin tierra no hay vida, no hay derechos. Compartir sus justas reivindicaciones es un honor. Les asistes la autoridad de quien ha sido víctima de atropello, se levanta y se convierte en protagonista de su historia de lucha” Mariángel Marco Teja, quien contó su testimonio como agente de pastoral de Tundayme en la Universidad Católica de América.

Los integrantes de la REPAM  coincidieron que la visita a Washington permitió fortalecer mecanismos para continuar con la labor de la defensa de los pueblos originarios, que repercute también en el cuidado de la creación. Medidas cautelares, monitoreo geográfico, corte interamericana de justicia y soluciones amistosas con las partes involucradas son algunos elementos que la REPAM potencializará en las comunidades en las que tiene presencia.

 

Nuestro Twitter