En España, Cáritas impulsó más de 16 mil empleos en empresas solidarias

Con el objetivo de ofrecer oportunidades a sectores desfavorecidos, Cáritas Española logró que, en 2016, más de 16 mil persona consiguieran empleo en empresas de economía social, demostrando que este nuevo modelo de trabajo es exitoso. 

En el informo titulado “Economía y Personas. Cambiando el foco cambiamos los resultados”, presentado la semana pasada en Madrid, Cáritas dio cuenta de la actividad desarrollada en 70 Cáritas Diocesanas de España en el ámbito del empleo. 

 

“72 mil 40 personas han participado en los programas e itinerarios de empleo de Cáritas en toda España a lo largo del año pasado. De ellas, 16 mil 597 consiguieron acceder a un empleo. Esto significa que el 23 por ciento de las personas acompañadas por Cáritas, han podido ingresar en el mercado de trabajo. Se trata, además, de un incremento cercano al 11 por ciento con relación a 2015, en el que fueron 15 mil 348 las personas que encontraron un puesto de trabajo” se explica en el informe

Los encargados de presentarlo en una rueda de prensa fueron Natalia Peiro, directora de Comunicación, Sensibilización e Incidencia de la institución; Paco Cristóbal, director de Desarrollo Social, José Manuel García, trabajador de Bio-Alverde, empresa agrícola de economía social impulsada por Cáritas Sevilla; y José Repiso, gerente de la empresa de reciclado de papel SOLEMCOR, de Cáritas Córdoba.

El informe de “Economía y Personas” mostró de forma detallada que los ejes de actividad en los que Cáritas basa su opción por la economía solidaría son: el comercio justo, las finanzas éticas y la colaboración con las empresas. También explicó que las 30 tiendas y los 47 puntos de venta que integran la Red Interdiocesana de Comercio Justo de Cáritas en todo el Estado superaron los 509 mil 000 euros de ventas en 2016.

“Estos resultados son el mejor testimonio de que es posible realizar una actividad económica sostenible, con principios de solidaridad y justicia, dirigida a garantizar el bienestar y el desarrollo de las personas en situación más precaria. Además, plantea un beneficio económico como un medio al servicio del objetivo principal que es impulsar la promoción socio laboral de las personas excluidas y de poner la rentabilidad económica al servicio de una auténtica rentabilidad social” señaló Paco Cristóbal. 

Las personas que han participado en las acciones de inserción laboral de Cáritas-que incluyen servicios de acogida y orientación para el empleo, actividades de formación, intermediación laboral y acciones de autoempleo- son en su mayoría españolas (54%, ante el 46% extranjeros), mujeres (62%) y mayores de 45 años (el 32%; de entre 36 y 45 años el 30%, de 25 a 35 años el 26% y de entre 16 y 24 años el 12%).

Nuestro Twitter