Cáritas Panamá presenta propuesta al gobierno para apoyar a migrantes cubanos

Después de la suspensión del programa “pies secos/pies mojados”, más de mil cubanos se encuentran varados en Panamá, en peligro de ser deportados y precarias condiciones. Al respecto, Cáritas presentó una propuesta para empezar a lidiar con la situación.

La Conferencia Episcopal Panameña, a través de de la Pastoral Social Cáritas, presentó recientemente al Ministerio de Seguridad del país una propuesta para ayudar a los cubanos en el territorio a tener una mejor estancia. 

Por ejemplo, Cáritas de Panamá cuenta con un nuevo albergue que tiene como objetivo acoger a 100 cubanos que se encuentran en un campamento en precarias condiciones de Lajas Blancas. Al respecto, Víctor Luis Berrío, secretario ejecutivo del organismo dijo en entrevista que “ se les garantizarán mejores condiciones de vida y desayuno, almuerzo y cena”. 

Por su parte, el Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá, insiste en trasladar los cubanos a un albergue de Inmigración en la capital. Sin embargo, ellos temen que sólo sea una estrategia del Estado para deportarlos.

“Es muy cómodo para el director de Migración decir yo voy a limpiar el problema migratorio aquí, pero tú estás hablando de 500 seres humanos, entonces hay que estudiar bien lo que se va a hacer”, señaló Luis Berrío.

Por otra parte, el director de Cáritas comentó que el Consejo Nacional Pastoral Social, el  Cardenal y el Arzobispo de la entidad, se reunirán con el presidente Juan Carlos Varela para exponerle una solución que permita a los cubanos empezar una nueva vida en Panamá.

Los albergues de Cáritas ha atendido, entre agosto de 2016 y enero de 2017, entre mil 800 a 2 mil cubanos. Actualmente, acogen a 292 en su sede principal.