La Iglesia como puente y acompañante en la defensa de pueblos indígenas: REPAM ante CIDH

A mediodía, la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) se presentó ante el Consejo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para presentar la situación de los pueblos amazónicos.

“Lamentablemente, la Panamazonía es un sitio amenazado por diversos intereses externos (gubernamentales, corporativos o de explotación ilegal) que quieren expoliar todo lo que hay en ella para satisfacer intereses particulares, causando enormes estragos en la vida de quienes ahí habitan”, afirmó Mauricio López, Secretario Ejecutivo de la REPAM. 

También señaló que la Iglesia “no quiere, y no debe, ser portavoz, sino que debe ser puente y acompañante en la defensa integral de los derechos de los pueblos y comunidades en la Panamazonía”.  Por ello, la misión del organismo es que las comunidades sean sujetos de cambio, dueños de su propia historia.

Mauricio López explicó ante la CIDH el trabajo que la REPAM ha realizado en este sentido. Por ejemplo, se implementó un proceso de formación y fortalecimiento de capacidades para líderes locales y agentes de la Iglesia en el territorio, a través de una Escuela para la Promoción, Defensa y Exigibilidad de los Derechos Humanos en la Panamazonía. Proceso avalado por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

En el proceso han participado 13 territorios de 5 países de la vasta región: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, en donde hay situaciones de vulneración de derechos, y donde líderes locales y agentes de la Iglesia, responden con valentía y de manera conjunta ante estas realidades.

Por ello, enfatizó el secretario ejecutivo, la Red no descansará hasta que los Estados de la Amazonía se comprometan a respetar los derechos de los pueblos indígenas, garanticen la demarcación de las tierras que pertenecen a la región, se implementen reformes legales sobre la tierra y cesen la represión de los movimientos de defensa de los derechos de las personas que trabajan en zonas rurales.