Seis años de guerra han dejado 320 mil muertos en Siria

A seis años del estallido de la guerra en Medio Oriente, el conflicto parece no tener fin y, hasta el momento, ha cobrado la vida de más de 320 mil personas, según informes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

De los al menos 321 mil 358 fallecidos cuantificados por el OSDH, 96 mil 73 son civiles y de ellos, 17 mil 411 son niños y 10 mil 847 mil mujeres. La organización también enfatizó el aumento de cerca de 9 mil muertos desde que se publicó el último reporte, en diciembre del año pasado.

El sufrimiento del pueblo sirio no ha sido indiferente para la Iglesia Católica, por ello, a través de Caritas Internationalis, trabaja en seis regiones: Damasco, Aleppo, Homs, la región costera, Djézireh y Hora, con el objetivo de ofrecer ayuda alimentaria, servicio médico, refugio, entre otros servicios.

Para Caritas, Siria se ha convertido en la mayor emergencia de los últimos años. En consecuencia y con apoyo de su campaña “La paz es posible en Siria”, ha instado a la población mundial a realizar acciones de incidencia en sus países para que haya cese al fuego y regrese la paz a esa región. 

“Les invito a orar por la paz en Siria y por su pueblo en ocasión de vigilias de oración, de iniciativas, de sensibilización en grupos, en parroquias y comunidades, para difundir un mensaje de paz, un mensaje de unidad y esperanza”, expresa el Papa Francisco en su mensaje para animar la campaña de Caritas. 

El trabajo continúa por parte de Cáritas y, a lo largo de los seis años de guerra, permanece cerca con los hermanos de Siria. Sin embargo, esta situación no puede continuar. Las cifras de víctimas mortales son alarmantes y la entidad clama la paz para que se detenga esta violencia que ha sacudido Medio Oriente. 

Te invitamos a que te unas el próximo 15 de marzo para pedir por la paz en Siria. En la parte de abajo encontrarás la oración para que junto a tu familia, amigos, vecinos apoyen la iniciativa de Caritas para no olvidar el dolor del pueblo sirio y juntos creamos que la paz en Siria es posible. 

ORACIÓN

Señor, Dios nuestro, Padre de toda la humanidad;

cambia los corazones de todos los pueblos y de sus gobernantes,

para que puedan restaurar la paz entre las naciones sobre la base de la justicia, el amor y la virtud.

Que el Espíritu de la paz descienda sobre el pueblo sirio y sobre nuestro mundo

para que todos los conflictos cesen y la paz reine en la tierra. AMEN